Agua eres… y en agua te convertirás

16 11 2007

Despues de la tormenta viene la calma. Ya todo se está normalizndo en nuestro pais. Las personas vuelven a sus casas, o a lo que queda de ellas…

Gracias a Dios a mi ni a ningún miembro de mi extensa familia nos paso nada. La unica perdida grande fue la finca de mi abuelo Eddy, allá en San José de Ocoa. Al recibir la noticia de que el rio se la habia llevado no lo pude creer. A decir verdad ni me senti mal en ese momento, pues la magnitud de la tormenta fue muy grande y con tanta gente que perdio su hogar y sus familiares, uno debe sentirse agradecido y no andar quejandose porque perdió su casa de vacaciones.

Pero ahora que veo las fotos, que empiezo a recordar, me he puesto un poco nostálgico. Creo que de mis 20 años de vida solo hubo dos Semanas Santas que no las pasé en aquel lugar. Allí fue donde aprendí a nadar, donde aprendí a respetar a la naturaleza y todo lo que hay en ella. Era el sitio donde mi abuelo despejaba la mente compartiendo con sus hijos, nietos y amigos o simplemente regando las plantas (hasta lloviendo lo hacía jeje).

Al final solo quedó esto:

Me imagino que la piscina está enterrada en algun lugar.
No me puedo quejar, mi familia y yo lo disfrutamos mucho. Ahora solo quedan fotos y recuerdos. Espero no volver a ver una tragedia como esta. 
Proximamente abrire una galería Flickr con mas fotos

Anuncios

Acciones

Information

3 responses

4 12 2007
DANILO

DIABLO ESO SI DUELE BUENOS MOMENTOS PASE EN ESA FINCA

12 12 2007
Cristina

Que lastima!!!
Pero dentro de todo lo que dices, tienes una gran razon..
ustedes perdieron la finca de vacacionar; pero hay muchisimos que perdieron donde vivian, y hasta la propia vida…
Por lo menos quedan los bellos recuerdos….

16 02 2008
Ameliè

Lo que más molesta no es el hecho de perder la finca, pues bueno, al fin y al cabo, muchos dominicanos y dominicanas, muchos compatriotas perdieron todo lo que tenían, incluso familiares. Lo que más molesta no es, definitivamente, haber perdido la finca, sino la razón por la que se perdió: la ineptitud de nuestras autoridades, quienes, espero que no adrede (sería el colmo!), no tomaron las medidas de lugar para evitar todas estas tragedias.

Y te entiendo porque a mi tía le paso lo mismo con su finca de San Cristóbal, que se fué junto con las aguas de la Presa de Valdesia, aumentadas, sin duda, por la intensidad de las lluvias que vinieron con la tormenta Noel, pero, arrolladoras por la incompetencia de nuestras autoridades del COE y todas las instituciones que tienen que ver con fenómenos atmosféricos….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: